Páginas vistas en total

sábado, octubre 20, 2007

In fossa ossa

Mucho tiempo atrás, fueron gladiolos sobre el pecho del dormido, pero en una zanja encharcada no hay dormidos que formen un montón junto a otros dormidos.
La mandíbula separada, sumisa a un dentista póstumo, pues ése es el destino del cráneo humano, allí bajo el foco y aunque la sien haya estallado o sólo un limpio agujero corrobore este habitual recordatorio de nuestro breve lapso temporal o haya fijado por siempre el forzadamente breve de quien animaba o de quien era el blanco cráneo que ya han cepillado para el fotógrafo y que destaca de la tierra, de los otros huesos aún pardos, en lo que ahora es un mapa en relieve. De dudosa eficacia didáctica.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Magistral, no por el magisterio, por la maestria.