Páginas vistas en total

jueves, octubre 11, 2007

Operetas

El más torpe de la opereta toca a llamada. ¿Qué lucirá en la bocamanga, qué prestigios balcánicos, qué plumas, a qué especie linneana tendrá a bien compararle Irenäus? Una tropa para no ir más allá de la esquina – así les luzcan los dormanes y así modulen los pitidos-, el tambor del Bruch a golpes de pecho.

1 comentario:

Anónimo dijo...

todo es mas sencillo. y mas amable